Mediante su sentencia vinculante V1361-16, la Agencia Tributaria Española analiza la situación de una entidad no residente que opera en España tanto a través de un establecimiento permanente (EP) como también llevando a cabo otras actividades distintas sin la intervención de dicho EP español.
La sentencia se basa en el criterio de que la entidad no residente debe solicitar dos NIF diferentes a la Agencia Tributaria: un número (que empiece con la letra W) para el EP, y otro (que empiece con la letra N) para las actividades realizadas sin la intervención del EP.
Asimismo, la Sociedad deberá presentar las declaraciones de IVA preceptivas para ambos NIF, a fin de poder deducir (o recibir la devolución de) los importes soportados en España.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español